Tocar bajo Teito

Será que se dice Tamboritero

 

Miguel Tercero “El Toto”, de Calamocos en Onamio
En nuestro entorno nos hemos relacionado con varios instrumentistas tradicionales que dominaban la chifla y el tambor, entre ellos se referían a su oficio como Tamboriteros. Nos referimos al entorno de lo que hoy es el Bierzo. Y aunque estos músicos hablan de chifla, flauta o xipra y de tambor generalmente, estamos viendo como se relaja el termino que les hace referencia y se les viene llamando tamborileros.
Nos produce tristeza que se vaya modificando la palabra que siempre se uso en la cultura oral en la que nos relacionamos. Incluso hay quien ha llegado a afirmarlo en algún artículo, escribiendo que son propios ambos términos. Y es que tamborilero no es una palabra propia aquí, no así en otros lugares, pero su uso está siendo común, incluso entre gente mayor y debemos de revindicar lo que nos han enseñado. Son muchos los que contribuyen a ello, entre otros el vocabulario del Bierzo de Verardo García Rey  publicado en 1934, a pesar de incluir a muchas apreciaciones interesantes, en lo referente al significado de Chifla dice: f. Flauta del tamborilero.
Imágen de la Cassette que acompaña el libro
El libro: El Bierzo de José Luis Alonso Ponga y Amador Diéguez en el apartado “LOS INSTRUMENTOS MUSICALES POPULARES DEL BIERZO” insiste en el termino Tamburiteiru que convive en los pies de fotos con el tamboritero. Podemos interpretar que busca en la palabra Tamburiteiru el sentimiento que produce lo diferencial. Estas páginas que dedican a los Tamboriteirus, están plagadas de erratas, errores así como falta información. Intentamos aunque no lo consigamos, valorar esta publicación de forma objetiva y en su justa medida, es una de las primeras publicaciones que se preocupa de estos temas. Pero en el mapa que dedica a estos músicos faltan muchos y muy importantes, especialmente en lo que hoy llamamos Bierzo Alto. La densidad de Tamboriteros tradicionales con cierta trayectoria profesional en el S. XX ha sido mucho mayor y nos da pie a preparar trabajos posteriores. Pero también tenemos que decir que gracias a estos primeros trabajos, hoy estamos aquí y podemos continuarlos. Otra errata que se deberíamos de subsanar, es dar fe de que Isacc Rodríguez Brañuelas conocido como “Pescadilla” y natural de Espinoso de Compludo, no es fallecido y que a sus ochenta y cinco años aun coge la flauta y aun nos cuenta (a todo el que le interesa escuchar) lo que él vivió.
“Ronzaina” que interpreta Adelino Rodríguez de Santiago de Peñalba en dicha Cassette
No somos especialistas en lingüística o en historia, está claro que nos referimos únicamente al uso de Tamboritero dentro de la denominada cultura tradicional. No negamos que en otro momentos y otros lugares la voz utilizada fuera tamborilero, pero cierto es que a nada que se pregunte por cualquiera de estos músicos a cualquier persona de cierta edad todos responden lo mismo, se dice o se decía Tamboritero. Al menos podemos afirmar que es la forma más común de definir a estos músicos y lo mismo de todo lo que conocemos de la vecina maragatería donde actualmente todavía tienen una presencia importante. Como se ha dicho otras veces, con el reto de la provincia compartimos plenamente los instrumentos, aunque podemos encontrar repertorio y estilos más diferenciales. Y también encontramos otros artículos como Lexicografía etnomusicológica localizada en áreas de influencia ligüística del Dialecto Leonés y de sus Hablas en el noroeste ibérico de Héctor-Luis Suárez Pérez, en la Revista de Folclore de la Fundación Joaquín Díaz, en el que habla del mismo término que nosotros.
Retrato de “El Sapín” de Molinaseca
Aunque no es la única forma de referirse que hemos escuchado, como Tamboriteiro, Tambuliteiro o similares ya sea con vocales más o menos cerradas o abiertas (que no se pueden reflejar con estas vocales). También Héctor Silveiro de la Escola de Gaitas de Villafranca do Bierzo en el libro “Palillos de madeira. Os Xigantes de Villafranca do Bierzo”, nos habla de “Parola”, nombre con el que definían a este músico en esta villa. Por todo ello, no podemos ceñirnos a una única palabra, y tampoco fomentar las que no son se han utilizado. Pero debemos de ser autocríticos y ver que el floclorísmo es una de las razones de estas confusiones, deberíamos de leer más, investigar más, preguntar más y promover, divulgar, porque algo quedará. El uso de esta palabra, sólo es uno de los muchos ejemplos que tenemos actualmente y que poco a poco iremos abordando.
Y es que mala suerte ha tenido este instrumento, que necesita de un verdadero relevo generacional y de una relevancia social que habíamos tenido hasta hace pocos años en el Bierzo. Por suerte no todo es negativo hace ya varios lustros que la flauta y el tambor dieron un salto de género y existen mujeres que tocan con normalidad estos instrumentos por toda la península. Nos queda poco tiempo de convivir con los tamboriteros mayores que quedan vivos, aprovechemos ese tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: