Primeros ‘brotes verdes’ cuando se cumple un mes de extinguirse el fuego en El Valle del Silencio

20170531_003

La naturaleza da signos nuevamente de su pulso vital, y empieza a tapar las heridas que dejó el fuego, en aquellos días cuando el infierno trató de ser el ruido más ensordecedor de este enclave eremita del Valle del Silencio, que milagrosamente se salvó gracias en buena a unas labores de extinción que desde que el 19 de abril hasta el día 25 se emplearon a fondo por tierra y aire.

20170531_005

El Valle del Oza quedó reducido a cenizas en muchos de sus montes y las 1.200 hectáreas arrasadas según la perimetración inicial, parecían un paisaje inerte.

Para los robleadales, sotos de castaño, encinas… aún quedarán décadas de trabajo, pero la naturaleza ha comenzado a pincelar el entorno.

Helechos, plantas y matorral son los primeros brotes de este pulso vital que mantiene El Bierzo, y que da muestras que cabe lugar a la esperanza.
El fuego cuando aún comenzaba la primavera ha permitido que los rigores del verano no terminaran por poner el sello del desastre, y las lluvias y humedad de la época ha logrado llegar a tiempo.

Sin duda es una tierra viva, el río Oza es la sangre que brota del adentro del valle, que cose lentamente su herida negra.

18673047_1206412696147798_4458620739679386149_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: