Calamocos, territorio para el desmán

Resultado de imagen de desman
El Bierzo, territorio para el desmán.

MEDIO AMBIENTE El proyecto europeo Life+ Desmania impulsa diversas acciones en la comarca para recuperar el hábitat de este pequeño mamífero de ribera, una de las diez especies más amenazadas en España

Uno de los animales más desconocidos de la fauna que habita el territorio del Bierzo es el desmán ibérico, un pequeño mamífero que vive en las riberas y se alimenta principalmente de larvas de distintos tipos de insectos. Ríos como el Sil, el Burbia y el Ancares son escenario de algunas de las acciones del proyecto europeo Life+ Desmania, encaminado a recuperar las poblaciones y los hábitats de una de las diez especies animales más amenazadas en España. Las primeras conclusiones del programa, que recientemente ha obtenido un año de prórroga y seguirá ejecutándose a lo largo del 2017, apuntan a que “el Bierzo en la actualidad mantiene buenas condiciones de poblaciones”, según afirma a Ical la coordinadora técnica de Life+ Desmania, Rocío Gallego.
Imagen relacionada
Al respecto, Gallego indica que “se tiene constancia de la presencia de la especie en los ríos bercianos y son buenas poblaciones, pero al ser una especie en extinción en otras zonas de España no se puede concretar el número de ejemplares ni su ubicación exacta”. En ese sentido, la coordinadora del proyecto recuerda que el desmán está catalogado como especie en peligro de extinción en el Sistema Central y como vulnerable en el resto de la Península. “El Bierzo está dentro del arco Atlántico, uno de los núcleos con más poblaciones de desmán a lo largo de toda su distribución española”, apunta Gallego.
El desmán es  “un animal inconfundible, con una trompa aplastada y desnuda que sobresale de un cuerpo rechoncho con una gruesa cola escamosa”. La ausencia de orejas y la presencia de patas traseras palmeadas son otras de las curiosidades morfológicas de la especie.

Causas del retroceso
Las causas que han provocado el retroceso de la especie tienen que ver principalmente con la actividad humana. En ese sentido, “el uso del agua para actividades económicas como la agricultura y la ganadería ha generado un incremento de su demanda que ha hecho disminuir de forma considerable el caudal en los ríos”, indica la coordinadora del programa, que alerta que “las extracciones abusivas de agua afectan directamente al ecosistema del desmán”.

De igual forma, las presas que se usan para la generación de electricidad “actúan como barrera impidiendo el paso de los desmanes a lo largo de la cuenca”. Al respecto, Gallego recuerda que “la fragmentación de las poblaciones incrementa enormemente el riesgo de extinción”. “Las poblaciones más pequeñas se vuelven más vulnerables ante las amenazas y se hacen genéticamente menos variables, lo que a largo plazo dificulta su adaptación y reproducción”. Por si fuera poco, los embalses no sólo impiden el paso de los animales sino que alteran su hábitat. Aguas arriba, en la zona embalsada, se crean “condiciones poco favorables” por la excesiva profundidad y la falta de corriente, que repercuten sobre las poblaciones de invertebrados. Aguas abajo, los cambios en la fisionomía y el caudal de los ríos suponen una pérdida del hábitat de la especie.

Resultado de imagen de desman
Por último, la importante actividad minera de la comarca ha sido otro de los factores que ha provocado que los hábitats del desmán hayan ido reduciéndose. “La minería practicada antes de las estrictas normas medioambientales de la actualidad ha dejado numerosas escombreras en condiciones bastantes problemáticas”; estos vertederos “pueden estar aportando áridos que se incorporan al ciclo biológico”. Además, Gallego destaca al visón americano, una especie que depreda al pequeño mamífero de ribera, como “principal amenaza natural para el desmán”.

Indicador biológico

Conocer mejor a este esquivo animal, analizar su distribución geográfica y cuantificar su regresión poblacional son los principales objetivos de Life+ Desmania. “A través del mayor conocimiento y de la mejora del estado de sus hábitats, el fin último que se pretende es incrementar las poblaciones del desmán ibérico”, sentencia Gallego. Además, mediante acciones divulgativas, los responsables del proyecto quieren impulsar el conocimiento por parte de la población de la existencia del desmán y su “doble función como indicador biológico”. En ese sentido, recuerda que “el desmán es un bioindicador del estado de la calidad de las aguas y de los hábitats de ribera, ya que escoge para vivir arroyos montañosos de aguas limpias y oxigenadas”.

Resultado de imagen de desman

En el Bierzo, los responsables de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, que también forma parte del proyecto, han llevado a cabo un total de 18 talleres de sensibilización con escolares en la Casa del Parque de Las Médulas. Más de 1.600 alumnos de la comarca han participado en estas sesiones, que pretenden fomentar el conocimiento de la especie entre las generaciones futuras. Además, se han celebrado dos jornadas de voluntariado para limpiar las aguas del río Sil y las del lago de Carucedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: