Coto minero Wagner – Calamocos (III)

COTO WAGNER

Vista general de los cargaderos (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Junto a la vía del ferrocarril Palencia-A Coruña, la MSP construyó dos cargaderos gemelos para dar servicio a los dos cables aéreos que, procedentes de las minas, transportaban el mineral de hierro hasta la estación de San Miguel de las Dueñas, para ser llevado desde aquí hasta el cargadero marítimo de Rande, en la ría de Vigo.

COTO WAGNER

Vertederas bajo las tolvas (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

El primer cable, instalado en 1953, tenía un recorrido de 2,2 kilómetros, y hasta él llegaba el mineral transportado en un pequeño ferrocarril de ancho de vía de 600 mm. El crecimiento de la explotación obligaría a la construcción de un segundo cable, de 4,85 kilómetros, en el año 1961. La estación de carga se encontraba muy próxima al horno de calcinación. Ambos eran del sistema tricable Pholig, con una capacidad de transporte de 125 t/h y 200 t/h respectivamente.

COTO WAGNER

Casilla auxiliar junto a los cargaderos (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

De los dos cables, fue el del recorrido más corto el primero que se abandono. Por ello, se montó una cinta transportadora que unía los dos cargaderos de la estación de San Miguel para que pudiesen seguir prestando servicio ambos, aunque el mineral llegaba únicamente por el cable de mayor recorrido.

COTO WAGNER

Contrapeso en la estación tensora (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

Los dos edificios de hormigón estaban compuestos por 12 tolvas o silos cada uno, dotadas de sus correspondientes vertederas bajo las que circulaban y se situaban los vagones para la carga. Sobre las tolvas, a un tercer nivel, se encontraban los carriles y los mecanismos de descarga de los baldes del cable. A esta zona, cerrada con ventanales y muros de ladrillo se accedía mediante una escalera exterior de hierro. La capacidad total de ambos cargaderos era de 2.000 toneladas.

COTO WAGNER

Tensora del cable, cerca de Calamocos (Fot. J.M. Sanchis, 2017)

A finales de los años noventa aun se conservaban todos los elementos y estructuras metálicas de los cargaderos, pero en la actualidad solo permanecen en pie los dos edificios, los enormes contrapesos de hormigón, alguna torreta del cable oculta entre la vegetación y la gran estructura de hormigón de la estación tensora, en la carretera de Calamocos a Onamio.

 

* Los datos han sido tomados del Gran Trabajo realizado desde el Blog https://www.mtiblog.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: